Memoria a corto plazo

Índice

Para entender qué es la memoria a corto plazo, debemos comprender que se trata de un sistema donde confluyen la entrada de información de la memoria sensorial y la memoria a largo plazo. Es el motor de la cognición, es por tanto una pieza clave dentro del sistema cognitivo para realizar todo tipo de actividad.

Cuando decimos que la memoria es a corto plazo hacemos referencia a la memoria que nos permite mantener una cantidad limitada de información durante un corto periodo de tiempo mientras se procesa para realizar una actividad cognitiva compleja. Su duración es aproximadamente entre 10 y 15 segundos.

La memoria a corto plazo es un proceso cognitivo que se estudia dentro de las funciones cognitivas, que a su vez, son tan necesarias para desarrollar nuestras actividades del día a día.

¿Cuáles son sus características?

Algunas de sus características son:

  • Posee capacidad limitada.
  • La forma como se almacena la información es transitoria, de rápida codificación.
  • La información aunque es analizada, interpretada y organizada puede, o no, ser almacenada en la memoria a largo plazo.
  • Cuando hay lesión en la memoria de trabajo, la persona presenta dificultades para mantener y manipular la información, planificar y coordinar las actividades.

La memoria no solo almacena, también transforma la información.

Tipos de memoria a corto plazo

Memoria de Trabajo u operativa.

Cuando hablamos de este tipo de memoria nos referimos a que es la que nos permite operar con la información que recibimos en el presente y relacionarla con aquella que ya tenemos almacenada. Se utiliza como mecanismo de conexión para retener información más específica.

Este tipo de memoria está conectada a la memoria a largo plazo, ya que permite recuperar la información de experiencias y conocimientos que la persona ha vivido y obtenido. Por tanto requiere de un esfuerzo mental constante.

Cuando trabajamos en la resolución de problemas, por ejemplo, y por tanto necesitamos acceder rápidamente a la información que ya está almacenada, esta memoria nos facilita la tarea de recuperación.

¿Cómo podemos mejorar la memoria a corto plazo?

Una de las técnicas que se usa para trabajar la memoria a corto plazo es la estimulación cognitiva.

En ella se utilizan una cantidad de elementos o ejercicios que ayudan a mejorar la capacidad y la duración de los recuerdos a corto plazo al fortalecer las conexiones neuronales.

Algunos ejercicios para mejorar la memoria a corto plazo son:

1) Secuencias de números: Repite los números en una secuencia lo más rápido que puedas. Por ejemplo, «1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20».

2) Juegos de memoria: Además de eficaces, son juegos diseñados para el entrenimiento y la diversión.

3) Listas de palabras: Intente memorizar por intervalos de veinte minutos.

4) Leer y entender lo que se lee. Sin la mcp seríamos incapaces de poder hacerlo, por lo que se considera un ejercicio para la memoria a corto plazo muy eficaz.

5) Recordar un número de teléfono mientras lo grabamos en nuestro teléfono o agenda.

6) Cuando hacemos operaciones matemáticas como la suma. En este caso hablamos de mantener determinada información durante el tiempo necesario, para luego desecharla.

7)Presentación de seriales: Se colocan diferentes objetos (7 elementos) durante unos segundos, se retiran y luego se pregunta a la persona que recuerde los objetos presentados previamente.

¿Qué funciones tiene la memoria a corto plazo?

La función de la memoria a corto plazo es almacenar y retener información durante un tiempo limitado. Este tipo de memoria también se conoce como memoria de trabajo, y es responsable de mantener la información necesaria para las tareas cognitivas.

La cantidad de información que puede almacenarse en la memoria a corto plazo es limitada, y la duración de esta información también es breve. Por esta razón, la memoria a corto plazo se denomina a veces «la puerta de entrada a la memoria a largo plazo».

Cuando la información entra en la memoria a corto plazo, tiene el potencial de ser transferida a la memoria a largo plazo si se ensaya o se codifica de forma significativa.

Memoria de trabajo y la memoria a corto plazo: ¿en qué se diferencian?

La memoria a corto plazo es la que se utiliza para almacenar información durante un breve periodo de tiempo, normalmente menos de 30 segundos como ya se dijo anteriormente. La memoria de trabajo es un tipo de memoria a corto plazo que permite seguir y manipular información durante un breve periodo de tiempo.

Se cree que es la interfaz entre la memoria a largo plazo y la conciencia. La memoria operativa es el conjunto de procesos que permiten el funcionamiento de la memoria de trabajo, incluyendo la codificación, el almacenamiento y la recuperación de la información.

Las causas de la pérdida de memoria a corto plazo

Existen varias causas posibles que suelen provocar problemas de memoria a corto plazo.

  • Una de ellas puede ser simplemente que la persona sea incapaz de retener información en su memoria a corto plazo durante mucho tiempo. Esto puede deberse a varias causas, por ejemplo, a problemas del sueño, también la depresión suele provocar falta de memoria, y en general, otros problemas generales de memoria pueden disminuir la capacidad de resolver problemas.
  • Otra causa de la pérdida de memoria a corto plazo podría ser la falta de ensayo o práctica para recuperar la información almacenada en la memoria.
  • Por último, el número de elementos en la memoria a corto plazo de una persona también puede influir; si hay demasiada información para que la persona pueda seguirla, es probable que se olvide parte de ella.

La importancia de mejorar su memoria a corto plazo y por qué es importante.

Vivimos en un mundo donde la información nos llega constantemente desde todas las direcciones.

Esto puede hacer que sea difícil recordar las cosas que debemos hacer y la información que necesitamos saber.

Afortunadamente, hay varias formas diferentes en las que puede mejorar la memoria a corto plazo:

  1. Una memoria visual: La forma en que su cerebro puede organizar y retener la información se basa en las partes de su cerebro que usa para diferentes tareas. Una de las formas en que lo hace es mediante la creación de mapas visuales en los que puede almacenar información sobre dónde están los objetos y cómo están dispuestos. Cuanto más organizados estén estos mapas, más fácil le resultará para recordar dónde pusiste algo. Por ejemplo, si guarda las llaves de su auto en el bolsillo izquierdo y su teléfono en el bolsillo delantero de sus jeans, será fácil recordar en qué bolsillo están porque estarán uno al lado del otro en un mapa visual.
  2. Use dispositivos mnemotécnicos o ayudas externas a la memoria. Los mnemotécnicos son dispositivos que puede usar para ayudar a mejorar su capacidad de retener y por tanto a memorizar información recibida en un momento determinado.
Lectura

Leer y luego recordar lo que se ha leído es una de las actividades a corto plazo que podemos hacer cada día y que está al alcance de la mayoría de todos.

Subir