Blog

Las funciones cognitivas son clave para una mente sana, y la actividad física ayuda a evitar muchos de los efectos de la demencia.

Hay muchas formas de ejercitar el cerebro.

Por ejemplo, la lectura, hacer Sudokus, sopas de letras, actividades físicas, y merece la pena buscar sus beneficios.

Independientemente de si intentas evitar los efectos de la demencia, o simplemente quieres llevar una vida lo más sana posible, incorporar el ejercicio a tu rutina es imprescindible.

 

Todo lo que necesitas saber sobre

 



Subir